Seguidores

viernes, 14 de diciembre de 2012



  14 de Diciembre de 1600.-


     Es avistada una escuadra holandesa  en la entrada de la bahia de Manila, por lo que los españoles deciden atacarlo y en caso de huida, perseguirlos.  Los buques españoles eran dos; el galeón San Diego y el San Bartolomé al mando de Antonio de Morga. La escuadra holandesa estaba compuesta por los navíos Mauritius, Hendrik-Frederik y dos barcos más pequeños, el Eendracht y Hope, al mando del almirante Olivier van Noort.


La flota holandesa de van Noort

      Los buques holandeses eran más fuertes, veloces y marineros, además de superar a los españoles con una artillería de mayor calibre y dotaciones mejor preparadas, ya que los galeones españoles eran buques dedicados al comercio y fueron armados rápidamente con cañones llevados desde el fuerte de Manila y con una tripulación compuesta por voluntarios civiles y algunos soldados.

     El San Diego se acerca a las naves enemigas, y a pesar de las andanadas de artillería que recibe se acerca y consigue abordar al Mauritius. Se produce un fuerte choque que hace escorar al buque holandés 30 es`pañoles abordan el buque, pero se había abierto una vía de agua en el San Diego que hace que el barco español se hunda cerca de llegar a la isla de Fortuna, donde llegaron a nado cien hombres mientras los demás naúfragos españoles son asesinados desde los barcos holandeses.


Galeón comercial español.
 

     La llegada del San Bartolomé y la captura del Eendracht, hizo que los holandeses huyeran de aguas filipinas.
     La victoria fué española pero se pagó un alto precio por ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada