Seguidores

lunes, 9 de febrero de 2015

Coronación de Luis I 1724


9 de febrero de 1724.-

     Es coronado Luis I, primogénito de Felipe V, que sería apodado "El Breve" por un reinado de apenas siete meses y una vida de sólo diecisiete años. El joven Luis llegaba al trono tras la inesperada abdicación de Felipe V y apenas tuvo tiempo de tomar la batuta. Su padre supervisaba todas sus decisiones desde La Granja, y las escasas expectativas que habían puesto sobre su reinado los opositores al afrancesamiento del Borbón, el llamado partido español, se vieron pronto frustradas.



Luis I como Príncipe de Astturias

     Luis I había nacido del enlace de Felipe V con su primera mujer, María Luisa de Saboya. Quedó, por tanto, huérfano muy joven y tuvo que convivir con su madrastra, Isabel de Farnesio, causante del carácter retraído del príncipe al negarle el amor materno y encomendar su educación a la muy severa princesa de los Ursinos. Luis tuvo una infancia triste y desgraciada, aunque para su pueblo siempre fue el «bien amado». Se trataba del primer príncipe heredero de la monarquía desde aquella calamidad desfigurada que fue Carlos II. El muchacho era esbelto y bien parecido y traía sangre limpia a la corona.



Luis I, como Rey de España en 1724.


     Luis I tuvo un matrimonio precoz con Luisa Isabel de Orleans, que fue motivo de escándalo en la corte. El príncipe tenía quince años y la hija del Rey francés, trece. La esposa era una niña consentida y ordinaria, pero el príncipe, poco hecho aún a las mujeres, se enamoró de ella y pasó por alto su mejorable educación.
Un año después de consumar su matrimonio, Luis I se vio ante la responsabilidad de reinar. Es difícil considerar las causas de la precipitada abdicación de Felipe de Anjou. Lo que es claro es que el Rey presentaba síntomas claros de una enfermedad depresiva, agravada por el fracaso de sus últimas decisiones políticas que le habían enfrentado a Francia, su natural aliada.


Luisa Isabel de Orleans.


      El joven monarca, que hasta entonces no había hecho más que llevar una vida palatina, fue acogido con esperanza. Su política no llegó ni a esbozarse, aunque hay quien incide en cierta recuperación de las señas de identidad españolas, como su preocupación por el comercio colonial. Doscientos veintinueve días después de haber sido coronado, una viruela se lo llevaba tras una rápida convalecencia. El primero de los príncipes Borbones se convertía así en el rey más breve de la historia de España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada