Seguidores

domingo, 12 de mayo de 2013

GUERRERO ORETANO 230 a.C. 1ª Parte

        Bueno amigos... aquí estamos otra vez con el tema del modelado de figuras.  En esta ocasión se trata de un guerrero oretano, gente dura y brava de nuestra vieja Iberia o Hispania o como quierasn llamarla los historiadores modernos... pero teniendo en cuenta que para los pueblos que habitaban la península ibérica en aquella época, no existía la noción de país como un conjunto, como nos quieren hacer ver series modernas de TV, sino que cada pueblo era independiente entre ellos y aún entre ciudades de la misma étnia existían rivalidades y guerras.


 Vamos primero a conocer un poco más a estas gentes... Echamos mano a la Wikipedia y veamos que nos dice de ellos...


       Los oretanos (en latín oretani) fueron un pueblo prerromano que habitaron las tierras que van desde Sierra Morena hasta la cuenca del Anas (actual Guadiana), correspondiente a las actuales provincias de Ciudad Real y noreste de Córdoba, oeste de Albacete y al sur la provincia de de Jaén, más allá del Saltus Castulonensis (era llamado así al antiguo limex o frontera entre las provincias romanas de Hispania Citerior e Hispania Ulterior).



Distribución de los oretanos en Hispania.


      La ciudad más grande de la Oretania era Cástulo, cerca de Linares, en la actual provincia de Jaén.  Sus gentes, nativas de Sierra Morena y del borde de la meseta sur, controlaban una zona con grandes poblaciones de más de 10 hectáreas de extensión como Sisapo (La Bienvenida) en la provincia de Ciudad Real, así como Lacurris o Larcuris (Alarcos), Ciudad Real) o el Cerro de las Cabezas (Valdepeñas), así como amplios territorios de penillanura y sus vías de comunicación. Han pervivido algunos nombres de sus régulos o reyezuelos, como por ejemplo Orissón, único guerrero que consiguió derrotar a los cartagineses en Heliké. Al menos en época tardía, pudieron estar bajo el dominio de un único soberano, lo que explicaría el matrimonio de Aníbal con la princesa oretana Himilce, hija del rey de Cástulo, Mucro. 


Estatua funeraria de Himilce en la fuente de los leones Baeza, Jaén.


 La intensa iberización de los oretanos se produce ya en época orientalizante, a juzgar por sus cerámicas. Sus santuarios son los más ricos del mundo ibérico. En Alarcos han aparecido estelas con figuras zoomorfas y existía un arte de gran calidad al servicio de las elites refinadas y poderosas, como lo indican las cerámicas, los bronces y los mismos tesoros argénteos, tan frecuentes en la zona de Sierra Morena. Y en Castellar (Jaén), han sido hallados en el importante santuario de la Cueva de la Lobera más de 3000 exvotos ibericos.




Imagenes del santuario oretano de la cueva de la Lobera.


      Parece ser que Plinio describe dos regiones dentro de la Oretania, una zona que sería poblada por íberos puros al sur, y otra zona al norte con presencia de elementos célticos infiltrados por estas zonas en épocas diversas aunque probablemente tardías, a través del pastoreo, la minería, el empleo de mercenarios y, finalmente, como clase dominante.


Ruinas romanas de Sisapo, en el centro de la Oretania.

     La capital de los oretanos iberos puros sería Cástulo (cerca de la actual Linares), mientras que la de los oretanos germanos sería Oretum Germanorum (Granátula de Calatrava), siendo otras ciudades importantes Gemella Germanorum (Almagro), Miróbriga (Capilla), Lacurris (Alarcos, cerca de Ciudad Real), Sisapo (La Bienvenida), Laminium, Mentesa Oretana (Villanueva de la Fuente), Mentesa Bastia (La Guardia de Jaén), Aurgis o Puente tablas (Jaén capital), Iltiraka (Úbeda), Obulco, (Porcuna), Toya (Peal de Becerro), Cerro del Pajarillo (Huelma) etc.



 
Vista de las excavaciones de la ciudad oretana del Cerro de las Cabezas, en Valdepeñas.


     De la gran ciudad del Cerro de las Cabezas en Valdepeñas (Ciudad Real) no se ha logrado descifrar de qué ciudad se trataría, aunque su importancia es enorme ya que se calcula que su población suponía el 1.% de toda la de la Península Ibérica y además nunca llegó a ser romanizada o arabizada.


LA FIGURA.-

      Bueno, ahora vamos con la figura... como ya hemos dicho se trata de un guerrero oretano con influencias célticas en su atuendo.





La verdad es que he comenzado el modelado en un momento de inspiración y no me ha costado mucho... lo que pasa es que ahora con las fotos.... se ven detalles evidentemente mejorables... así que ahora cuelgo estas fotos... pero esto cambiará..






Aunque le he puesto pantalones y el escudo lo quiero hacer alargado... típicamente celta... me gustaría ponerle algo de pieles para resaltar más el aspecto germanizante del guerrero como indica Plinio... y hacerlo más de la zona  nuestra..







Creo que le subido mucho el cinturón...







De momento esto es todo... ya veremos en qué acaba todo esto... lo único seguro es que llevará falcata en la mano derecha, los pantalones se van a mantener para darle ese toque celta... y no sé donde ponerle las pieles... ya veremos. 







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada