Seguidores

domingo, 23 de septiembre de 2012

Grito de Lares, Puerto Rico 1868.

23 de Septiembre de 1868.-


     En Puerto Rico se produce el llamado  Grito de Lares, insurrección armada ocurrida en la isla para lograr la independencia del gobierno peninsular español
 Alrededor de 400-600 rebeldes (aunque el periodista español José Pérez Morris pone el número más cercano a 1000) se reunieron ese día en la hacienda de Manuel Rojas, situada en las proximidades de la Pezuela, en las afueras de Lares.


Escudo de Puerto Rico.

     Mal entrenados y armados, los rebeldes llegaron a la ciudad a caballo y a pie alrededor de la medianoche. Saquearon tiendas y locales de oficinas propiedad de peninsulares y tomaron control del ayuntamiento. Los comerciantes peninsulares  y las autoridades del gobierno local, considerados por los rebeldes enemigos de la patria, fueron llevados como prisioneros.
Se abolió el sistema de libretas de jornaleros y se declararon libres los esclavos que tomaron las armas contra los españoles peninsulares establecidos en la isla. El sacerdote Gumersindo Vega celebró un solemne tedéum y frente al altar mayor se desplegó la bandera boricua confeccionada por Mariana Bracetti.
La República de Puerto Rico se proclamó a las dos de la madrugada el 24 de septiembre. Se constituyó el gobierno provisional integrado por Francisco Ramírez Medina como presidente de la república, Aurelio Méndez como ministro de la gobernación, Clemente Millán como ministro de estado y Bernabé Pol como secretario. El gobierno se componía exclusivamente de españoles nacidos en la isla. Durante la madrugada el General Manuel Rojas y su pequeño ejército avanzaron hacia San Sebastián.


Unidades del Ejército español destinados en Puerto Rico.

     La milicia española, sin embargo, sorprendió al grupo con una fuerte resistencia, causando gran confusión entre los rebeldes armados que, dirigidos por Manuel Rojas, se retiraron de vuelta a Lares. Durante la retirada, una banda de insurrectos, liderada por el lugarteniente Joaquín Parrilla, fue sitiada por militares del ejército español. Durante el sitio, los militares españoles piden a los insurrectos la rendición, a lo que el lugarteniente Parrilla contestó: "Parrilla no se rinde". Inmediatamente se entabló un tiroteo en el que se produjo la muerte a la tropa insurrecta. Tras una orden del gobernador, Julián Pavía, la milicia española rodeó a los rebeldes y rápidamente la insurrección llegó a su fin.


Bandera boricua de la efímera república de Puerto Rico.

     Unos 20 rebeldes fueron encarcelados, entre ellos Juan Rius Rivera, quien más tarde se convirtió en el Comandante en Jefe del Ejército de Liberación en el occidente de Cuba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario