Seguidores

jueves, 24 de enero de 2013

Batalla de Turnhout 1597

 24 de enero de 1597.-


     Tiene lugar la batalla de Turnhout ocurrida en Flandes, durante la Guerra de los Ochenta Años, en la que  las fuerzas holandesas bajo el mando de Mauricio de Nassau derrotaron a las hispánicas del conde de Varas.




Grabado de la batalla de Turnhout

      La ciudad de Turnhout, en Brabante, no estaba amurallada, a pesar de su importancia estratégica en el límite de las provincias del norte de los Países Bajos y las del sur. Jean de Rie de Varas, general de la Artillería en el Ejército de Flandes al servicio de la corona española, guardaba la ciudad. La fuerza bajo su mando estaba compuesta por 4 unidades de infantería, el tercio de italianos Trevico, los regimientos de Valones La Barlette y Hachicourt, y el regimiento alemán Sulz, además de 7 cornetas de caballería, aproximadamente 4.000 infantes y 300 de a caballo.


Mauricio de Nassau, príncipe de Orange.


      Mauricio de Nassau reunió en Geertruidenberg  un ejército de 6.800 hombres, formado por 50 compañías de infantería y 16 cornetas de caballería; entre éstos, además de holandeses llegados de varias guarniciones, se incluían tropas inglesas enviadas en apoyo de los protestantes por Isabel I de Inglaterra, y mercenarios escoceses.




Caballería protestante.


      Mauricio, viendo la retirada de Varas, que se debía a las exageradas noticias que poseia sobre las fuerzas enemigas,  ordenó a sus tropas seguir al ejército católico hasta darle alcance. La caballería holandesa, acomapañada de 300 mosqueteros ingleses montados a la grupa, más rápida que la infantería, alcanzó la retaguardia española en Tielen, a media legua de Turnhout. Mientras Francis Vere y Marcellus Bax atacaban la retaguardia, el conde Hohenlohe rodeó y atacó la vanguardia hispánica.



El Tercio italiano del marqués de Trevico en formación de combate.



      Varas ordenó a su caballería proteger la retirada con una carga, que fue fácilmente rechazada.La infantería, acosada por los mosqueteros ingleses mientras avanzaba en columna de marcha, y viendo la huida de su propia caballería, perdió el ánimo. Los regimientos valones trataron de formar una línea con el flanco protegido por un bosquecillo, pero como vieran a lo lejos aparecer a la infantería holandesa en apoyo de su caballería, su moral se quebró y se dispersaron tratando de cruzar a nado el Aade para llegar Herentals. El regimiento alemán directamente se rindió en masa al ver aproximarse a la caballería enemiga, y solo le tercio italiano del marqués de Trevico se desplego en formación de combate para oponer resistencia. Los coraceros holandeses atacaron precedidos por una descarga cerrada de sus pistolas, matando a Varas, que luchaba en la primera línea con los italianos, que se desmoralizaron y, tras ina breve resistencia, se dispersaron.



Coraceros holandeses cargando contra los tercios hispánicos.



  Mauricio renunció a perseguir a las tropas españolas, volviendo a Turnhout que quedó así en manos holandesas. Sin embargo, en pocos días tuvo que abandonar la ciudad ante los refuerzos españoles, el archiduque Alberto de Austria había sacado de sus cuarteles de invierno al tercio español de Velasco y a varias unidades de caballería, que unidos a los supervivientes de la batalla avanzaban contra él. Mauricio se retiró a Holanda sin presentar batalla.


Archiduque Alberto de Austria.

      Mauricio de Nassau, tras devolver el cuerpo de Varas, decretó la ejecución de los 500 prisioneros tomados en la batalla si en el plazo de 20 días no fuera satisfecho el pago de un rescate; el archiduque Alberto de Austria recaudó el dinero del rescate entre los habitantes de Brabante, evitando así la muerte de sus soldados.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada