Seguidores

jueves, 14 de marzo de 2013

Primer asalto británico a Cartagena de Indias 1740


 14 de marzo de 1740.-



     Tras el rápido y fácil éxito conseguido por la cobardía del gobernador español en Portobelo, tanto Vernon como el gobernador de Jamaica Edward Trelawny decidieron que el siguiente objetivo debía de ser Cartagena de Indias dado su valor estratégico en la zona. Desde que habían llegado al Caribe, los ingleses, habían intentado conocer las defensas que protegían a la plaza fuerte. A tal fin el Teniente Percival de la Armada inglesa junto a dos españoles a bordo de la fragata Fraternity que fondeó frente al puerto con la excusa de entregar una carta a Don Blas de Lezo y otra al gobernador de entonces Don Pedro Hidalgo, sin embargo las pretensiones de espiar las defensas de la ciudad se vieron frustradas al impedir el desembarco el gobernador español.


Vista del castillo de San Felipe de Barajas en Cartagena de Indias.


     El 7 de marzo de 1740 Vernon partió de Port Royal en Jamaica al mando de una pequeña flotilla compuesta de dos brulotes, tres bombardas y un paquebote. La pequeña flota fondeó en Playa Grande y varios hombres desembarcaron con el fin de estudiar las defensas sin que encontraran rechazo alguno por parte española. Envalentonado por su triunfo anterior el 18 de ese mismo mes Vernon ordenó a sus tres bombardas abrir fuego sobre la ciudad con el objetivo de provocar la defensa española y comprobar de esta forma su capacidad de respuesta y el tipo de cañones que utilizarían. Pero veterano marino español Blas de Lezo lejos de morder el anzuelo ordenó desmontar algunas baterías de sus barcos anclados en el puerto e hizo que las subieran a tierra firme.




Soldados españoles sirviendo los cañones desembarcados.


          Los ingleses intentaron un primer desembarco con unos 400 soldados que fue rechazado con contundencia por la guarnición española. Tras tres días de bombardeos continuos sobre la ciudad en la que parcialmente se destruyó la catedral, el colegio de los jesuitas y varios edificios Vernon ordenó la retirada dejando en guardia a los navíos Windsord Castle y Greenwich con la orden de intercepción de cualquier nave española que se aproximase a la zona. Tal retirada fue celebrada por los ingleses cual si éxito se tratase.


Buques británicos bloqueando el puerto de Cartegena de Indias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada