Seguidores

sábado, 16 de marzo de 2013

Tercer asedio a Badajoz 1812


16 de marzo de 1812.-


     Tras retirarse de la Albuera las tropas francesas del mariscal Soult, el Duque de Wellington decide reemprender el sitio de Badajoz, abandonado por Beresford ante la llegada de los hom bres de Soult. Para ello dispone un contingente de 32.000 soldados angloportugueses que nuevamente rodean la plaza, defendida por unos 4.300 hombres al mando del general Phillipon.  La ciudad poseía unas fortificaciones mucho más fuertes que Almeida o Ciudad Rodrigo, con una sólida muralla cubriendo numerosos fuertes y bastiones. Badajoz ya se había enfrentado a dos sitios sin éxito y estaba bien preparada para un tercer intento, con las murallas reforzadas y algunas áreas alrededor de las murallas inundadas o minadas con explosivos potentes.


Plano de la ciudad de Badajoz.


  Badajoz ciudad y fortaleza estratégica en la frontera de España con Portugal. Wellington tenía que tomarla para avanzar hacia el interior de España.




Plano del sitio.


      El ejército aliado, sobrepasaba en mucho a la guarnición francesa en una proporción de cinco a uno, y tras rodear la ciudad, empezó a instalar el sitio preparando trincheras, paralelos y movimientos de tierra para proteger a la artillería pesada. Mientras se desarrollaban los movimientos de tierras, los franceses hicieron varias incursiones para intentar destruir las líneas avanzadas hacia la muralla, pero fueron repetidamente repelidas por los tiradores británicos y contraatacados por la infantería.
La falta de un adecuado entrenamiento en asedios por parte de los británicos y también la carencia de tropas y de oficiales ingenieros cualificados, harían de los asaltos de infantería el mejor instrumento de asedio, lo que demuestra la mediocridad del ejército británico hasta la batalla de Waterloo, momento en que empieza a despuntar.



Esquema del asedio.


     Empiezan los trabajos de asedio contra el lado oriental de la fortaleza el 15 de Marzo 1812, bajo unas terribles condiciones atmosféricas. Se forman las baterías para disparar contra la fortaleza. Con la llegada de los obuses de 18 y 24 libras, los aliados empezaron un intenso bombardeo de las defensas de la ciudad.



Vista de Badajoz hacia 1812.




      Es de resaltar el saqueo de la ciudad de Badajoz a cargo de las tropas inglesas con posterioridad a la batalla, incluyendo violaciones y asesinatos indiscriminados de la población civil durante tres días, en los que los mandos ingleses incluidos el duque de Wellington no hicieron nada por impedirlo, siendo considerado el más terrible y sangriento acontecimients de la Guerra de la Independencia perpetrado por nuestros ªaliadosª británicos, que al igual que hicieron en Vitoria y en otros tantos sitios, más que por ayudarnos vinieron a robar y rapiñar todo lo que pudieron para terminar de una vez por todas con el poderío español, cosa que consiguieron además de con estas acciones, con el fomento de la independencia de los territorios españoles de América.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada