Seguidores

viernes, 17 de agosto de 2012

17 de Agosto de 1585.-

      Después de una serie ininterrumpida de victorias del ejército que  mandaba Alejandro Farnesio, duque de Parma, es capturada la ciudad de Amberes, en los Paises Bajos. El  asedio había comenzado a finales de 1584 y la captura de la ciudad supuso un alarde de ingeniería, valor y despliegue táctico.

Plano de la ciudad de Aberes, con el río Escalda al fondo.


      Se tardaron siete meses en completar con éxito las fortificaciones destinadas al asedio de la ciudad, construyendo un puente, que en febrero de 1558 fue concluido. Este puente en el ancho Escalda era el pilar de la estrategia de Alejandro Farnesio para conquistar Amberes, ya que la ciudad estaba en las orillas del caudaloso Escalda y este mismo río permitía a Flandes auxiliar a la ciudad en el asedio español.


Grabado de la época donde se muestran el puente y los fortines que lo protegían.

     El cerco se fue estrechando, y la única esperanza de los sitiados se centró en una armada enviada desde Zelanda al mando de Justino de Nassau, hijo bastardo de Guillermo de Orange. Con esta armada, los rebeldes proyectaban abastecer la ciudad por mar, contando para la ruptura del puente sobre el Escalda con unos gigantescos navíos especiales producto del ingenio de Federico Giambelli, que había ofrecido sus servicios a los rebeldes al sentirse desairado por España. Los barcos de Giambelli tenían en su centro una especie de torreta hecha con piedras y ladrillos en cuyo interior se habían echado, a guisa de metralla, pólvora, clavos, trozos de cadena, objetos metálicos, lápidas y hasta ruedas de molino. Los barcos-mina cumplieron su cometido. Segaron la vida de varios centenares de hombres y causaron daños importantes al puente, que con dificultad pudo ser reparado, pero los sitiadores levantaron un contradique cuya defensa se encomendó al coronel Mondragón, quien consiguió rechazar un ataque simultáneo de la armada zelandesa de Nassau y barcos procedentes de Amberes.

Alejandro Farnesio, duque de Parma, tras la toma de Amberes, FelipeII le concedió el Toisón de Oro.

     En una última salida, los rebeldes atacaron con ciento sesenta barcos el contradique, y consiguieron arrollar algunos puestos avanzados y fortines, pero la operación fracasó por el refuerzo de un tercio de españoles e italianos que resistió en el dique el tiempo suficiente hasta que el duque de Parma pudo enviar más tropas para reforzar la posición.


     Cuando acabó la batalla, tras un cuerpo a cuerpo que duró ocho horas, los soldados de Farnesio se habían apoderado de veinticinco navíos grandes y sesenta y cinco cañones, y habían caído en la refriega tres mil rebeldes, por unos mil del bando católico, casi la mitad españoles. Los tercios hicieron su entrada triunfal en Amberes.

Los Tercios de Farnesio entrando triunfalmente en Amberes.



17 de Agosto de 1850.-

     Muere el insigne teniente coronel de caballeria D. José Francisco de San Martín y Matorras en una habitación alquilada del pueblo francés de Boulogne-Sur-Mer, junto a su hija Mercedes y su yerno.


José de San Martín y Matorras (Yapeyú, Virreinato del Río de la Plata 1778-Boulogne-Sur-Mer, Francia, 1850.)

      A los once años de edad, comenzó su carrera militar en España, ingresando como cadete en el Regimiento de Murcia. Luchó en la campaña del norte de África combatiendo en Melilla y Orán. El 19 de junio de 1793 fue ascendido a subteniente 2°, por sus acciones en los Pirineos frente a los franceses, a las órdenes del General Ricardos. El 28 de julio de 1794 alcanzó el grado de subteniente 1°, el de teniente 2° el 8 de mayo de 1795, ayudante 2° el 26 de diciembre de 1802 y capitán el 2 de noviembre de 1804.
     Durante el período siguiente luchó con el grado de capitán 2º de infantería ligera en diferentes acciones, en la Guerra de las Naranjas contra Portugal y en Gibraltar y Cádiz contra los británicos.
     En 1808 las tropas de Napoleón Bonaparte invadieron la península y San Martín fue ascendido por la Junta al cargo de ayudante 1º del Regimiento de Voluntarios de Campo Mayor. También sirvió más de un año a bordo de la fragata de guerra Dorotea, donde fué hecho prisionero por los ingleses.



Captura de la fragata de guerra Dorotea por la británica Lion.

     Distinguido por sus acciones contra los franceses, fue ascendido a capitán del Regimiento de Borbón. Su principal actuación fue en la gran victoria de la Batalla de Bailén, del 19 de julio de 1808, en que tuvo una actuación destacada como ayudante del general marqués de Coupigny. Esta victoria fue la primera derrota importante de las tropas de Napoleón en campo abierto, y permitió al ejército de Andalucía recuperar Madrid. En premio por su actuación, San Martín recibió el grado de teniente coronel el 11 de agosto de 1808.


Oficial del Regimiento de Caballería de Línea Borbón, en uniforme de paseo.

     Continuó luchando contra los franceses en el ejército de los aliados en el Rosellón, Portugal e Inglaterra. En la Batalla de La Albuera combatió a las órdenes del general William Carr Beresford, el mismo que dos años antes había invadido Buenos Aires.
    En esas campañas conoció a Lord Macduff, un noble escocés que lo introdujo a las logias secretas que conspiraban para conseguir la independencia de América del Sur. Fue allí que hizo contacto por primera vez con círculos de liberales y revolucionarios, que simpatizaban con la lucha por la independencia americana.
     Participó en 17 acciones de guerra: Plaza de Orán, Port Vendres, Baterías, Coliombré, fragata de guerra Dorotea en un combate con el navío británico El León, Torre Batera, Cruz de Yerro, Mauboles, San Margal, Baterías de Villalonga, Bañuelos, las Alturas, Hermita de San Luc, Arrecife de Arjonilla, Batalla de Bailén, combate de la Villa de Arjonilla y en Batalla de Albuera.

Escena de la Guerra de la Independencia.


     Fué el único de los hermanos San Martín que regresó a América ya que todos los hermanos varones siguieron la carrera militar y se quedaron en España. José mantuvo contacto espistolar con ellos, anímandolos a unirse a el en la aventura independentista, cosa que ellos rechazaron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada