Seguidores

martes, 21 de agosto de 2012

21 de Agosto de 1520.-

     Durante las primeras etapas de la Guerra de las Comunidades de Castilla, las tropas de Carlos I incendian la ciudad de Medina del Campo, lo que supuso la destrucción de buena parte de la villa medinense y el estallido definitivo del movimiento comunero en toda la Corona de Castilla.
Medina del Campo, uno de los núcleos comerciales más importantes de la Corona de Castilla, albergaba una importante guarnición de artillería.

Castillo de la Mota, en Medina del Campo.

      Tras el estallido en comunidad de Segovia, Rodrigo Ronquillo y Antonio de Fonseca, al mando de las tropas realistas, pusieron rumbo a la villa medinense para apoderarse de la artillería allí estacionada.  El corregidor de la villa, accedió a entregar las piezas de artillería a las tropas imperiales, pero no así los vecinos, que se amotinaron en las puertas de acceso a la localidad y reunieron todas las piezas en la plaza, a sabiendas de que si se las entregaban a las tropas imperiales, estas serían utilizadas contra Segovia. Antonio de Fonseca dio orden de incendiar varias partes de la localidad con el objetivo de dispersar a la multitud congregada en la plaza junto a la artillería, pero esta no se disgregó y permaneció junto a los cañones mientras las llamas avanzaban, lo que ocasionó que buena parte de la población fuera destruida.


Testimonio de los daños causados en el incendio de Medina del Campo, Archivo General de Simancas.

     El incendio de Medina del Campo marcó un antes y un después en el desarrollo de la Guerra de las Comunidades de Castilla: supuso el levantamiento de toda Castilla, especialmente de ciudades que hasta el momento se habían mantenido al margen, como  Valladolid. Las fuerzas comuneras tomaron la iniciativa en el contexto de la guerra, entrando en Medina y apoderándose de la artillería negada a las tropas del rey.
En la actualidad, el incendio de Medina del Campo es considerado como un acto de hermanamiento histórico entre Medina del Campo y Segovia. Ambas albergan una plaza en honor de la otra en el centro de su casco histórico.

21 de Agosto de 1811.-

     La segunda división de lanchas cañoneras del apostadero de las Canteras, bajo el mando de D, Andrés de Salazar y Martínez Vallejo, junto a las obuseras y cañoneras del arsenal de La Carraca, se enfrentan a las fuerzas navales francesas en las playas de Puerto Real, causando una gran destrucción y graves daños a los buques enemigos.

Imagen actual del emplazamiento de la batería de Santibañez, en el apostadero de Las Canteras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada