Seguidores

viernes, 31 de agosto de 2012

31 de Agosto de 1638.-

     El general de mar y tierra D. Carlos Ibarra y Barresi, al mando de siete galeones en aguas de la isla de Cuba, frente a la población de Cabañas, se enfrenta a una escuadra de 17 buques holandeses al mando de Cornelio Jolis "Pata de Palo". Los holandeses querían apropiarse de los treinta millones de pesos en moneda que llevaban los españoles, por lo que Ibarra, al divisar a los enemigos ordenó formar la línea de combate.



Población de Cabañas en la isla de Cuba.

     Los holandeses fueron directos al abordaje, pero Ibarra había dado la orden de no abrir fuego hasta que el enemigo no estuviera casi abarloado, lo que se hizo a su voz de orden, por lo que la descarga de artillería y fuego de arcabuces y mosquetes causó tal estrago en la tripulación holandesa, que ésta se vió obligada a alejarse. El combate duró ocho horas, la almiranta holandesa quedó desarbolada y toda la escuadra enemiga quedó en tan mal estado que se vieron obligados a retirarse, teniendo casi cuatrocientos muertos.


Combate entre galeones españoles y holandeses.

     La nave Capitana española fué la que más castigo sufrió con 23 muertos y 60 heridos, entre ellos el propio general Ibarra, Que al recoger una granada que no había explotado e intentar tirarla al mar, estalló, siendo herido por los cascotes en el brazo, muslos y cara, aunque no se retiró y continuó dando órdenes.


31 de Agosto de 1813.-

     El 4º ejército español o Ejército de Galicia del general Manuel Freire, formado por 16.000 hombres,  derrota en las colinas de San Marcial al ejército francés del mariscal Soult compuesto por 18.000, aunque tenían los franceses desplegados por la zona alrededor de 50.000 hombres.


Plano de la batalla de San Marcial.


     Al amanecer del 31 de agosto, siete divisiones francesas al mando del mariscal Soult atraviesan el rio Bidasoa para socorrer a su guarnición de San Sebastián, con la intención de tomar San Marcial, que domina el paso del río, pero se encuentran con la decidida defensa de los soldados españoles de la 3ª división, que los rechazan con eficaz fuego de fusilería, e incluso a la bayoneta, una y otra vez. En su ataque por San Marcial los franceses también fueron rechazados por el regimiento de Laredo.

Grabado de la batalla de San Marcial.


     Tras intentar un ataque desesperado, con el apoyo de su artillería, por el centro y la derecha de la línea de despliegue español, los franceses de nuevo se ven obligados a retirarse, pero enseguida pasan el Bidasoa e intentan atacar, una vez más, el centro del despliegue. Ahora se encuentran con la 1ª brigada de la 5ª división al mando del intrépido general Juan Díaz Porlier, acompañado del segundo batallón de Marina, que les combatieron hasta obligarles a retroceder hasta la falda del monte. Otro intento de ocupar las alturas de Portó, a la izquierda del dispositivo de defensa español al mando del general José María de Ezpeleta, acabó con la toma de los franceses de las barracas de un campamento español. En su auxilio acude el general Gabriel de Mendizábal, que arrolla a los ocupantes. Los franceses abandonan sus posiciones y tienen que atravesar en retirada definitiva el Bidasoa por el puente de las Nasas al anochecer del día 31, en medio de una lluvia torrencial.

General Juan Díaz Porlier.

     En esta cruenta batalla -se cuenta que el lado español sufrió unas 2.500 bajas y el francés unas 4.000, mientras que ingleses y portugueses apenas tuvieron bajas.- el mérito corresponde a las tropas españolas pues soportaron el esfuerzo principal a lo largo de todos los combates y finalmente alcanzaron una de las victorias más señaladas de la Guerra de la Independencia, ya que supuso el final de las grandes batallas, al obligar a los franceses a retirarse de las Vascongadas y de Navarra
      Soult ordenó la retirada hacia Irún. San Sebastián cayó tras una monumental batalla ese mismo día, siendo saqueada e incendiada por nuestros "aliados" anglo-portugueses, y Soult se retiró hacia suelo francés.













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada